Jueves 07 de Abril de 2016 10:41

Día Mundial de la Salud 2016

Día Mundial de la Salud 2016

La OMS dedica esta campaña a vencer la diabetes

El Ayuntamiento de Ciempozuelos se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Salud que este año 2016 se dedica a intensificar la prevención, mejorar la atención y reforzar la vigilancia frente a la diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce. La insulina, una hormona que regula el azúcar en la sangre, nos aporta la energía necesaria para vivir. Si no puede llegar a las células para convertirse en energía, el azúcar se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles perjudiciales.

Existen dos formas principales de diabetes:

-          De tipo 1: Generalmente no producen insulina, por lo que necesitan inyecciones de insulina para sobrevivir.

-          De tipo 2: Representan el 90% de los casos, suelen producir su propia insulina, pero la cantidad es insuficiente o no la pueden utilizar apropiadamente; por lo general tienen sobrepeso y son sedentarias, dos circunstancias que aumentan sus necesidades de insulina.

 

Con el tiempo, la hiperglucemia puede poner en peligro a todos los órganos principales del cuerpo y provocar ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, neuropatías, insuficiencia renal, ceguera, impotencia e infecciones que pueden necesitar amputación.

En 2012 esta enfermedad fue la causa directa de unos 1,5 millones de defunciones, de las que más del 80% se produjeron en países de ingresos bajos y medianos. Según las previsiones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de defunción para 2030.

La carga de morbilidad de la diabetes está aumentando en todo el mundo, y en particular en los países en desarrollo. Las causas aunque son complejas, en gran parte están vinculadas al rápido aumento del sobrepeso, la obesidad y la inactividad física. Hay pruebas que demuestran que una gran proporción de casos de diabetes y sus complicaciones se pueden prevenir con una dieta saludable, actividad física regular, mantenimiento de un peso corporal saludable y evitar el tabaco.