Ola de calor. Recomendaciones

PLAN ALERTA Y PREVENCIÓN DE LOS EFECTOS SOBRE LA SALUD DE LAS OLAS DE CALOR

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha elaborado un Plan de Alerta y Prevención de los Efectos sobre la Salud de las Olas de Calor, diseñado para afrontar los posibles riesgos que suponen las altas temperaturas que se registran en verano. El plan de alerta por “Ola de Calor” se activa el 1 de junio con la difusión de las previsiones térmicas para nuestra Comunidad y el establecimiento del correspondiente nivel de alerta, manteniéndose en funcionamiento hasta el 15 de septiembre de cada temporada.

El Objetivo General del Plan va dirigido a disminuir la morbilidad y especialmente la mortalidad asociada a incrementos inusuales de la temperatura (olas de calor).

CONSULTAR LAS TEMPERATURAS DIARIAS Y EL NIVEL DE RIESGO

POBLACIÓN DE RIESGO

  • Bebés y niños pequeños.
  • Personas mayores que vivan solas, hayan estado ingresadas recientemente o sufran alguna enfermedad o invalidez grave: Deben ser diariamente ayudadas por familiares, amigos o vecinos, o en su defecto, solicitar ayuda a los Servicios Sociales del Ayuntamiento.
  • Personas con enfermedades mentales, cardiovasculares, respiratorias crónicas, renales, diabetes, hipertiroidismo, obesidad mórbida.
  • Personas que empleen determinada medicación.
  • Situaciones de dependencia o invalidez, alcoholismo, mendicidad, ...
  • Deportistas y trabajadores al aire libre en horas de calor extremo.
En el caso de sufrir un golpe de calor,
llama cuanto antes al 112

NIVELES

Se establecen tres niveles en función de la previsión de temperaturas proporcionadas por la Agencia Estatal de Meteorología:

NIVEL DE RIESGO 0: SOL VERDE - NORMALIDAD. Se considera que no existe un incremento de riesgo cuando la temperatura máxima prevista para el día en curso y los cuatro días siguientes es inferior a 36,6ºC.

NIVEL DE RIESGO 1: SOL AMARILLO - PRECAUCIÓN. Se estima que existe un nivel moderado de riesgo con un perfil bajo de intervención cuando la temperatura prevista para el día en curso o uno de los cuatro días siguientes es igual o superior a 36,6ºC e inferior a 38,6ºC al menos en un día, o cuando se prevén al menos durante cuatro días consecutivos temperaturas superiores o iguales a 36,6ºC.

NIVEL 2: SOL ROJO - ALTO RIESGO. Se considera que existe un alto nivel de riesgo con un perfil elevado de intervención cuando la temperatura máxima prevista para el día en curso o los cuatro días siguientes es igual o superior a 38,6ºC, al menos en un día, o cuando se prevén durante cuatro días consecutivos temperaturas superiores o iguales a 36,6ºC.

RECOMENDACIONES PARA PREVENIR LOS EFECTOS DEL CALOR SOBRE LA SALUD

El exceso de calor puede producir efectos perjudiciales para la salud especialmente en personas mayores, enfermos crónicos o niños. Estos son algunas recomendaciones útiles:

  • Protéjase del calor.
  • Beba con frecuencia bastante agua, zumos de frutas, refrescos o bebidas isotónicas (al menos 2 litros diarios) aunque no sienta sed.
  • No abuse de bebidas con alcohol, mucha cafeína o muy azucaradas pues pueden hacerle perder más líquido corporal.
  • Haga comidas ligeras y que ayuden a reponer las sales minerales perdidas con el sudor (gazpachos ligeros, ensaladas frías, verduras, etc.) y evite comidas copiosas y calientes.
  • Protéjase del sol y evite salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • En casas baje las persianas y los toldos de las fachadas expuestas al sol.
  • Permanezca durante el mayor tiempo posible en los lugares más frescos, a la sombra o climatizados y refrésquese siempre que lo necesite.
  • No se esfuerce demasiado cuando esté haciendo mucho calor y no realice deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00 horas).
  • Utilice ropa ligera de colores claros y que deje transpirar, y en el exterior cúbrase la cabeza con un sombrero o gorra.
  • Nunca deje a nadie, sobre todo niños pequeños, ancianos o enfermos crónicos, en un vehículo expuesto al sol en verano.
  • En caso de que esté tomando algún medicamento, o si nota síntomas no habituales o que le hagan preocuparse, consulte a su médico o enfermera en su centro de salud o a su farmacéutico.
  • Si se nota indispuesto por el calor pida ayuda a un pariente o a un vecino. Si no tiene a nadie cercano, llame a los Servicios Sociales de su Ayuntamiento.
  • Infórmese del estado de salud de las personas vecinas que viven solas y ayúdeles, poniéndoles en contacto con los Servicios Sociales de su localidad.
  • El riesgo más grave es el GOLPE DE CALOR pero existen otras situaciones de agotamiento por calor y/o aparición de calambres que requieren también de cuidados de rehidratación. Si tiene una gran sudoración junto con sensación de debilidad o mareo, o si aparecen calambres musculares, dolor de cabeza, náuseas, etc.), debe cesar toda actividad, beber líquidos y refrescar el cuerpo.
  • Y si los síntomas se agravan, consultar con su Centro de Salud o llamar al 112.