Azufre en la vía pública

Azufre en la vía pública

La deposición de productos químicos en la vía pública es una práctica ilegítima

A lo largo del tiempo se ha popularizado la práctica de esparcir polvos de azufre en la vía pública en las proximidades de las viviendas al efecto de impedir que los animales domésticos, especialmente los perros, realicen sus micciones. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Ciempozuelos se informa:

El azufre es una sustancia peligrosa que puede afectar a la salud de los animales y personas cuando es inhalado, ingerido y/o por contacto con la piel. Los efectos de la exposición pueden ocasionar ulceración de la piel, conjuntivitis, inflamación de la mucosa nasal, falta de respiración, asma y traqueobronquitis. Además, se trata de un sólido altamente inflamable lo que puede originar mezclas explosivas en contacto con el aire o con materiales oxidables. Debe evitarse su contacto con el agua. Debe ser almacenado en frío, con ventilación adecuada, lejos de fuentes de ignición y de materiales oxidables.

Por otra parte, no existe evidencia científica del efecto de esta sustancia como repelente de los animales de compañía y en concreto de los perros, para evitar que orinen en la fachada de los edificios.

Por todo ello se puede concluir:

1. La deposición de productos químicos en la vía pública es una práctica ilegítima que puede producir problemas sanitarios a terceros.

2. No existe constancia científica de este efecto.

3. Es preciso concienciar a los dueños de estas mascotas a que adopten unos hábitos higiénicos en la vía pública, tal y como está recogido en la Ordenanza de Tenencia de Animales y de Convivencia Ciudadana.

El civismo en sociedad empieza por el respeto de todos con los que se comparte la vía pública.